Las investigaciones del caso de narcotráfico ‘Monte Pollino’ han derivado en la sentencia de algunos de sus implicados, entre ellos, el boliviano, Pedro Montenegro Paz, conocido con el alias de 'Gordito' por los investigadores brasileños. El narcotraficante fue sentenciado a 11 años y 8 meses de cárcel.

Montenegro está detenido en uno de los cinco presidios federales de Brasil: la cárcel Mossoró en Río Grande del Norte, uno de los más seguros de Brasil. A esta cárcel solo van los criminales más peligrosos. Fe inaugurada en 2009, este presidio nunca ha tenido una fuga ni disturbios, como sucede con otros penales en Brasil.


Los detenidos tienen dos horas de baño de sol por día y son sujetos a reglas estrictas, muy alejadas de las “comodidades” que Montenegro gozaba en Palmasola, a donde fue enviado tras ser detenido en mayo de 2019.

El documento de sentencia de Montenegro, firmado por la jueza Lisa Taubemblatt, determina una sentencia de 11 años y ocho meses de cárcel por la justicia de Brasil por el delito de tráfico internacional de drogas. Su participación en el caso fue verificada a través de llamadas telefónicas que fueron interceptadas por las autoridades.

En el documento también se detalla que Montenegro tenía influencias y pagaba a autoridades policiales para no ser detenido.


Comentarios