La Policía presentó este lunes a cuatro ciudadanos chilenos, quienes portaban documentación falsa con la que se hacían pasar como bolivianos. Los delincuentes que operaban en diferentes departamentos, tenían previsto ejecutar en los próximos un asalto a un camión de Brinks.

Ellos estaban a punto de adquirir un fusil AK47 para perpetrar un asalto en Uyuni a un vehículo que realiza transporte de valores”,  manifestó Morales,

Los delincuentes venían operando en La Paz, Cochabamba y Santa  Cruz desde 2019. Son al menos seis los asaltos violentos en los que participaron los detenidos.

La Policía explicó que la banda tenía su centro de operaciones en Santa Cruz, donde alquilaban dos inmuebles, uno de ellos solo para descansar y el otro era el lugar donde planificaban otros asaltos.

La Policía ya está en contacto con autoridades de Chile y de la Interpol para intercambiar información sobre su flujo migratorio y otras actividades que hayan cometido.

Comentarios