Roberto Carlos Roque es el autor confeso de un macabro hecho de sangre en la ciudad de La Paz, ya que decidió acabar con la vida de su pareja de 26 años a martillazos y puñaladas.

La madre de la joven cuenta que en una oportunidad el, ahora prófugo de la justicia, agredió a su hija por no haberle contestado el teléfono mientras estaba fuera de su casa, ahora la mujer se arrepiente de no haberlo denunciado y haber llegado a una conciliación con él.

Sin embargo, familiares del feminicida aseguran que el joven era una persona tranquila, trabajadora y que sé que crío con sus abuelos ya que su madre se fue del país y su padre falleció cuando él era un niño.


Cuando llegó la Policía a la escena del crimen, el cuerpo de la joven todavía tenía clavado en el pecho un cuchillo, se habla de celos como principal razón del hecho.

El criminal, dejó una carta en el que confiesa el sangriento crimen y asegura que “las mujeres deben obedecer". Edith tenía 26 años, y se convierte en la décima mujer asesinada en el departamento de La Paz.

El director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Violencia (FELCV), José Luis Murillo, aseguró que prioridad encontrar a Roberto Roque de 28 años, se presume que habría salido del país.

Edith era la hija mayor de cuatro hermanos, se estaba superando en la vida, hace poco tiempo se había certificado como instructora de baile y había retomado la carrera de historia, su verdugo, de profesión mecánico, acabo con su vida presuntamente por celos.

Comentarios