Las matrículas de 13 avionetas secuestradas el domingo en el operativo ejecutado en el aeródromo La Cruceña, tienen vinculación y antecedentes con grandes cargamentos de cocaína, asesinatos de pilotos y operaciones de tráfico de sustancias controladas ocurridas en Argentina, Perú, Brasil y nuestro país.

El operativo ejecutado debido a una denuncia de corrupción, que luego solicitó la participación de los agentes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), se cerró con la detención de 38 personas y el secuestro y precintado de 74 avionetas, todas tipo Cessna y en diferentes estados de funcionamiento, como lo señala la imputación fiscal del hecho.

El documento describe que las matrículas CP-2535, CP-2906 y CP-3084 tienen antecedentes de narcotráfico. La primera fue encontrada en naves que cayeron con droga en un caso ocurrido en Montero y otro en Santa Ana de Yacuma, en Beni.



La segunda matrícula tiene dos procesos pendientes abiertos por los agentes antinarcóticos de Santa Cruz, el mismo número de casos en los que vio implicada la última identificación de una avioneta descrita en la imputación.

Unitel revisando los datos que se tienen en la imputación del Ministerio Público y cruzando los datos en los archivos de Internet, pudo conocer que una avioneta con la matrícula CP-2200 fue secuestrada dentro de los operativos que siguieron al bullado caso del ‘narcojet’, luego que la fuerzas antidroga en México detuvieron un cargamento con más de 200 kilos proveniente de Bolivia.

Tras el escándalo por lo ocurrido, la Felcn intervino diferentes lugares del país y en una de estas acciones se secuestró en Beni una nave con la misma matrícula hallada en el aeródromo de Cotoca.

También te puede interesar: Megaoperativo en Cotoca; hallan armas, municiones y aprehenden a más de 30 personas


Otra de las matrículas manchadas con droga es la CP-1857, que de acuerdo con los registros de Internet se siniestró en Perú en 2013 y su piloto fue asesinado. En este caso se puede evidenciar que la nave que portaba esta identificación, casi con seguridad no es la misma que la encontrada en el hangar 8 requisado por los agentes policiales el domingo.
Allí la avioneta que tenía esta matrícula tiene un estado regular de funcionamiento, está pintada color blanco con negro y es una Cessna.

Otro de los detalles que saltaron en la búsqueda de los antecedentes de las 74 matrículas, fue lo que pasó en 2016 con la avioneta que tenía pintada en los costados de su estructura la matrícula CP-2615. Según los medios brasileños una aeronave con esta identificación fue encontrado en Corumbá en 2016, con más de 400 kilos de cocaína, además de municiones, armas de fuego y cargadores de diferente tipo de armamento.

Como los ejemplos arriba explicados, las restantes matrículas con antecedentes cuentan las historias vinculadas al tráfico de drogas que tienen los números de identidad estas naves, que se movieron con cocaína en departamentos como Santa Cruz y Beni en nuestro país, pero salieron la frontera para caer en Perú, Brasil y Argentina.

Ahora la investigación de este caso debe explicar cómo casi una cuarta parte de las 72 avionetas encontradas en el aeródromo La Cruceña, tienen la identidad de naves que están con marcas del narcotráfico. Y las autoridades encargadas del control aéreo del país, deben explicar cómo aún estaban volando matrículas que no podían alzar vuelo nunca más.

Comentarios