Tras la muerte de un comunario ayoreo, luego de la presunta sustracción de una carga de cocaína en Cuatro Cañadas, muchos de los habitantes de la comuna Porvenir optaron por buscar refugio en la ciudad de Santa Cruz.

“Por lo que me comentan mis dirigentes, los comunarios están asustados, están siendo amenazados”, indicó el asesor legal del pueblo Ayoreo, Jaime Salvatierra.

“No quieren hablar con nadie. No sé cómo ni de qué manera los han amenazado, pero están muy asustados”, agregó.

Puede leer: Sujeto es encontrado con la droga que fue arrebatada a narcos en Cuatro Cañadas

El jurista indicó que se encuentran a “la espera de un informe de la Felcn, porque hubo narcotráfico, de la Felcc, porque se registró un secuestro, y también del Ministerio Público para poder dar una opinión de lo sucedido”.

Salvatierra señaló que los dirigentes esperan el informe de las autoridades y éstos "no se animan a ir hasta el lugar por miedo a represalias por parte de los supuestos dueños de esta mercancía”.

Uno de los desaparecidos es Simeón Dosape, dirigente de la comunidad donde se registró el hecho, pero no pertenece a ninguna de las organizaciones matrices que hay en la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB).

La Policía y la Fiscalía continúan investigando el caso y a las personas involucradas en la supuesta repartición de paquetes tipo ladrillo de clorhidrato de cocaína sustraídos de una propiedad.

Comentarios