La Unidad de Bomberos de la Policía hizo una demostración, como todos los años, de la peligrosidad de la pirotecnia que no está permitida para las fiestas de fin de año.

Cuentan con el número telefónico, gratuito, 119 y 110 para atender llamadas de emergencia. Piden a los padres de familia ser responsables y no dejar que sus hijos manipulen la pirotecnia que es peligrosa.

Dentro las llamadas de auxilio, en estas fechas, se dan la de intoxicación por consumo de alcohol, peleas en la calle, heridos por arma blanca, entre otras.