Un grupo de personas que se aprestaba a llegar a San Antonio de Lomerío a bordo de un bus se llevó un gran susto cuando de repente el vehículo comenzó a llenarse de humo. Afortunadamente todos pudieron salir por las ventanas, pero la flota quedó prácticamente en cenizas.

Después de salir del vehículo, algunos pasajeros compartieron en las redes sociales las imágenes del incendio. Explicaron que no había manera de apagar el fuego.

“Todavía estoy en shock, estaba humeando por la parte de adelante, entonces salimos por donde pudimos. Algunas personas tuvieron dificultades pero ayudamos a todos, habían niños”, señalaba una mujer que estuvo en el vehículo.

Desde Tránsito confirmaron el hecho e indicaron que el vehículo fue consumido totalmente por las llamadas porque no contaba con el extinguidor.

No se conocen las causas”, señaló William Montes, director de Tránsito.

La autoridad resaltó que cuando se realiza la inspección técnica muchas personas protestan porque se les exigen herramientas imprescindibles que pueden ayudar a evitar estos siniestros.

“Se pide un extintor que esté actualizado pero la gente se enoja. Poco o nada puede servir un extintor vencido”, señaló Montes.

Comentarios