Este martes tras los fuertes vientos registrados en El Alto, cayeron restos de un altillo de una casa de tres pisos sobre dos vehículos en la calle 10 de la zona de 12 Octubre.

“Sonó un golpe fuerte. Sabíamos que a una vagoneta roja le ha  destruido todo y al minibús le ha raspado. Dos personas más bien se han escapado. Y (los dueños del inmueble) no se han hecho responsables”, indicó una testigo, Jessica Aduviri.

Las cámaras de seguridad registraron el momento que un bloque de ladrillos y cemento cayó sobre la parte trasera de la vagoneta roja y la zona delantera del minibús blanco.

A un día del incidente, los escombros fueron arrinconados y la propietaria del inmueble determinó la demolición del altillo para evitar otros accidentes. Piden a los transeúntes y conductores precaución.

La conductora del vehículo particular, retornaba de haber comprado pintura junto a su mascota, relató que al momento del impacto, casi perdió el conocimiento.

“Quede un poco inconsciente y ese momento decidí agarrar bien el volante y no soltar el freno. Mi perrita estaba a lado mío en el asiento del pasajero y saltó a la parte de atrás”, relató Edelmira Ramos.

Ramos relató que el impacto se escuchó como una bomba y al percatarse lo sucedido, vio que la parte de atrás de su vehículo quedó destrozada.

La mujer ahora tiene dolores en la espalda, el brazo y el cuello. Y señaló que se salvó de lesiones mayores debido a que el minibús que iba detrás le bocinó para que se apure, pues ella iba despacio ya que la plena vía habían varios estantes de los comerciantes.

Pasaba despacio para no tener ningún incidente con las cerámicas y el minibús me tocó bocina. Si no me adelantaba, me iba a caer encima todo el escombro y estaría contando esta historia”, contó.

La mujer señaló que la propietaria del inmueble no se quiso hacer cargo de los daños tras la caída del muro.

Comentarios