La Policía capturó a un extranjero que tras encañonar con pistola a una mujer a la que había prestado Bs 1.000, intentó darse a la fuga. 


“Me hizo un préstamo hace una semana. Ayer no pude acceder a darle (el dinero). Le dije que por favor que mañana le iba a dar", contó la mujer a Unitel.

Cuando la mujer se dio la vuelta, el hombre aprovechó para entrar por la fuerza en la tienda, y gritándole le exigiéndole el pago que había acordado, llegando incluso a amenazarla.

Tras un forcejeo con la mujer, el hombre sacó un arma con la que le apuntó exigiéndole nuevamente el dinero. "Ahorita mismo te voy a meter un plomazo delante de tu hijo”, indicó el hombre, según el relato de la víctima.

Tras esto, la mujer intentó sacar al hombre del lugar y pedir auxilio a sus vecinos, el sujeto reaccionó con empujones y golpes. La víctima logró llamar a la Policía y el sujeto se dio a la fuga.

Puede leer: Migración advierte sanciones a extranjeros que sean detectados en hechos irregulares

Desde la Policía indicaron que la deuda era mil bolivianos y que la mujer debía pagar 260 bolivianos mensuales (incluyendo el interés y capital), por lo que el pago total ascendía a 2.600 bolivianos

Por su parte, el vicepresidente del Colegio de Abogados, Félix Oros, alertó a la población que los créditos por encima del 3% de interés y cobros extrajudiciales son ilegales y deben ser denunciados.

“Créditos de los colombianos, son créditos a usura porque son créditos que están dando a una tasa de interés al 10% y 20% mensual cuando la ley solo permite hasta el 3%”, indicó Oros.

Añadió que “nadie puede ser perseguido ni torturado ni encarcelado por deudas crediticias cuando uno está insolvente” indicó que existen vías judiciales para hacer cobros.

Comentarios