Con el fin de evitar los contagios masivos de coronavirus y ante la posible circulación de la variante brasileña en territorio nacional, las cárceles y carletas en el departamento de Santa  Cruz ingresarán en una cuarentena rígida a partir del próximo 5 de abril.

El director departamental de Régimen Penitenciario, Mauricio Romero, sostuvo que se estableció cumplir una cuarentena rígida de una semana y se podría extender a 10 días.

Romero explicó que se restringen las visitas de familiares, abogados, amigos, entre otros. Además se prohibirá la salida de reos a audiencias, estas se harán de forma virtual.

Se reforzarán los controles, las medidas de bioseguridad, se dotará de ivermectina y un tratamiento respectivo para los reos.

Mauricio Romero informó que los centros que entran en cuarentena son Palmasola, las carceletas de Okinawa, Montero, Portachuelo, Camiri, Vallegrande, Puerto Suárez.

 Lea también


Comentarios