El ministro de Justicia, Iván Lima, informó que el procurador general del Estado, Wilfredo Chávez, se encuentra en los Estados Unidos haciendo seguimiento a la detención de Arturo Murillo, que debe responder ante la justicia de este país por un cargo de conspiración para lavar dinero.

Lima explicó que como representante legal de los intereses del Estado, el procurador además debe buscar que se regrese al país los recursos públicos que habrían sido desviados en favor de particulares a través de la compra de gases lacrimógenos y otros materiales antimotines entre finales de 2019 e inicios de 2020.

El procurador del Estado está a cargo de la defensa y la recuperación de todos los activos que sean resultado de corrupción, él está a cargo como parte del Gobierno para hacer seguimiento a este proceso en los EEUU”, señaló Lima.

El 7 de junio a las 10:00 se realizará una audiencia preliminar en Miami, ciudad en la que está detenido Murillo desde mayo pasado. Según el Departamento de Justicia de los EEUU de ser hallado culpable puede enfrentar una condena máxima de 20 años de prisión.


Lea también

La Fiscalía de Bolivia ha iniciado el proceso de extradición de Murillo entregando los trámites ante la Cancillería que ahora debe tomar contacto con las autoridades de EEUU.

El exministro, de 57 años, su exjefe de gabinete Sergio Méndez, de 51, así como tres empresarios estadounidenses fueron arrestados el 21 y 22 de mayo, en Florida y Georgia, informó el Departamento de Justicia en un comunicado. Los ciudadanos norteamericanos salieron bajo fianza, mientras que Murillo y su colaborador están presos.

Según documentos judiciales, los tres estadounidenses son sospechosos de haber pagado entre noviembre de 2019 y abril de 2020 unos 602.000 dólares en sobornos a funcionarios bolivianos en beneficio de Murillo y Méndez.

  ​


Comentarios