Lo que se halló en la celda del reo acusado de extorsionar a la desaparecida Luz Gabriela, puede sorprender a la población; sin embargo, se ha vuelto frecuente hallar todos esos objetos e incluso armas de fuego en las requisas que se realizan las cárceles. 

En una requisa en la celda del hombre acusado de extorsionar a Luz Gabriela la Policía encontró teléfonos, tarjetas para cargar crédito, chips y hasta la ropa interior de una mujer.

Fue con  uno de esos dispositivos móviles que el reo extorsionaba a la menor y buscaba captar a otras jóvenes con fines pornográficos.

También te puede interesar: Luz Gabriela está desaparecida hace dos semanas; su familia dice que era extorsionada por un reo

Para el exdirector de Régimen Penitenciario, Ramiro llanos, un teléfono celular sencillo puede llegar a costar hasta 300 dólares.

“Todo se paga, hasta el silencio y todo se cobra, como ingresos y salidas del consumo de alcohol”, señaló Llamos.

El problema de teléfonos en manos de reclusos en una cárcel no es nuevo y más bien se ha convertido en una situación de nunca acabar.

Para Llanos para que los reclusos tengan en sus manos un teléfono celular es porque de alguna manera ha habido complicidad de los funcionarios públicos a cargo de los recintos carcelarios.

Además, Llanos alertó que el caso de Luz Gabriela, no es el único sino que más bien hay muchos más que no salen a la luz pública.

“Hay cientos y las autoridades bien gracias”, concluyó Llanos.

Comentarios