Tras ocho horas de audiencia cautelar, la justicia determinó que de los ocho imputados por la Fiscalía, siete sean enviados de manera preventiva a la Policía por el robo de cerca de 65.000 dólares en una casa de juegos. La defensa de los uniformados considera un mal precedente que se otorgue medidas sustitutivas a quienes incumplían la ley.

Son ocho las personas que fueron imputadas por el Ministerio Público, cinco son policías y dos civiles serán enviados a Palmasola con detención preventiva, otro ciudadano logró detención domiciliaria.

También te puede interesar: Vecinos de 'casa de juegos': "Llegaban vehículos lujosos a toda hora, hubo hasta tiroteos"

La defensa de los uniformados no se mostró conforme con la decisión de la justicia por lo que apelaron la determinación.

“Aquí hay algo que llama la atención, no puede ser que personas que estaban delinquiendo se beneficien con medidas sustitutivas, esto puede hacerse una costumbre”, señaló uno de los abogados, en protesta porque un civil fue beneficiado con detención domiciliaria.

Otro abogado manifestó su extrañeza porque aseguró que su cliente fue imputado pero nunca estuvo en el lugar donde ocurrieron los hechos. Agregó que la intervención policial fue legítima pues los agentes recibieron una llamada de vecinos que alertaron sobre disparos en la casa de juegos.

La persona que tiene detención domiciliaria es el cajero, tenía en su poder 11.000 dólares, a los policías no se les encontró nada de dinero”, señaló otro abogado.

El lunes por la tarde se produjo una intervención policial a una casa de juegos. Al considerar ilegal esa acción los propietarios del inmueble llamaron a la Policía y denunciaron el robo de cerca de $us 65.000.

El contingente policial que llegó por la llamada de los propietarios del inmueble aprehendió a los uniformados que intervinieron en un principio.


Comentarios