Entre 5.000 y 10.000 dólares es lo que cobraba un galeno para realizar cirugías estéticas en su clínica, en la capital cruceña. A la fecha, son cerca de 30 mujeres quienes lo señalan de haberles causado lesiones permanentes en su cuerpo.

Una de las afectadas es una ciudadana brasileña que mencionó que llegó al país luego de ver anuncios en internet en el que el denunciado ofrecía "paquetes" que incluían la cirugía, estadía, recuperación y alimentación, pero que después de pasar por el quirófano quedaban "prácticamente botadas" y no se cumplía lo que se les había prometido y por lo que habían pagado.

El abogado Joadel Bravo, representa a una de las denunciantes, que calificó el accionar del médico como "industria del crimen" pues había dolo en su accionar y que además, se actuaba de manera sistemática con las víctimas.

Mencionó incluso que otra mujer le hizo conocer que estuvo con una manguera en el interior de su cuerpo durante un tiempo y que no fue retirado en su momento durante la cirugía. 

"Se le ha emitido orden de aprehensión (al médico), se aprehendió a su esposa por complicidad", informó Bravo que espera la participación activa del Sedes y las demás autoridades pues considera que hubo negligencia en este caso que es investigado por el delito de lesiones.

Comentarios