El presidente del Comité Cívico de Riberalta, Katriel Müller Justiniano, estará 60 días detenido de manera preventiva como parte del proceso que se le inició por los hechos de violencia ocurridos durante los días de paro en el país que se convocó en rechazo a la Ley 1386.

El cívico fue aprehendido el pasado martes y ayer (miércoles) estuvo frente al juez primero de Instrucción Penal, Javier Ribert Antelo, quien ordenó que sea enviado a prisión luego de evaluar las presentaciones realizadas por la defensa del acusado y el Ministerio Público.

Muller enfrenta un proceso por los delitos de lesión graves y leves, asociación delictuosa, instigación pública a delinquir o estorbar en el ejercicio de la función pública.

La denuncia fue puesta por comerciantes que se resistían a cumplir con el paro cívico dentro de las movilizaciones para exigir la abrogación de la ley de Estrategia Contra las Ganancias Ilícitas, norma que al final fue dejada sin efecto legal por el Gobierno central tras nueve días de protesta generalizada.



Comentarios