Tras la detención en EEUU de Rodrigo Méndez Mendizábal, exjefe de Gabinete del exministro Arturo Murillo (2019-2020), este miércoles el ministro de Gobierno Eduardo Del Castillo denunció un "clan mafioso" que operaba con el consentimiento de exautoridades de la administración de Jeanine Añez.

Apuntó que en la compra de gases lacrimógenos, que se ejecutó en 2020, hubo un sobreprecio de más de 2.3 millones de dólares en el entendido de que el Estado desembolsó la suma de 5.7 millones de dólares cuando el valor real de lo que se adquirió era de 3.3 millones de dólares.

“El clan mafioso del gobierno de Añez era Arturo Murillo, Fernando López, Sergio Méndez, Luis Berkman", denunció Del Castillo que adelantó que solicitará al Gobierno de EEUU la extradición del exministro Murillo para que responda por este caso en el país.

La autoridad detalló que hubo al menos cinco coimas que fueron entregadas; primero, al el exjefe de gabinete Arturo Murillo por un valor de 700.000 dólares; la segunda fue entregada a P.L. y  fue de 500.000 dólares y una tercera coima a un familiar del exministro López por 20.000 dólares y nuevamente a P.L de 320.000 dólares.

"De estos 2.3 millones de dólares de diferencia, 582 mil fueron entregados para Rodrigo Méndez", resaltó Del Castillo.

El Ministerio de Justicia también solicitará al Ministerio Público la ampliación de la investigación del caso de la compra dolosa con sobreprecio de gases lacrimógenos durante el Gobierno de Jeanine Añez y los prófugos Arturo Murillo Prijic y Luis Fernando López Julio.


Lea también

Comentarios