Una bebé de un año y ocho meses y otro niño de dos años, se encuentran en etapa de recuperación por tener las múltiples fracturas en sus cuerpos, tras haber sufrido agresiones por parte sus progenitores.

Las agresiones fueron reportadas en dos municipios del departamento de cochabambino. Los menores se encuentran internados en el Hospital del Niño de Cochabamba. 

En una primera instancia, la bebé de un año y ocho meses tiene fracturas en los brazos y piernas. Además, fue diagnosticada por tener desnutrición severa.

“Tenemos que fijar un clavo para darle movimiento a la pierna, La fractura del fémur se encuentra desplazada, sino le operamos a la niña ella podría tener un pie más grande que el otro”, informó el director pediátrico del Hospital del Niño, Vladimir Rojas. 

Además, la bebé fue identificada con fracturas en la clavícula y su fémur

TAMBIEN PUEDE LEER: En medio de gritos de dolor e impotencia, dan el último adiós a Mayerli

En el segundo caso, el menor de dos años tiene fracturas en la clavícula izquierda y en el cráneoSegún el galeno, también se evidenció otros golpes en su cuerpo. 

“En la tomografía se observa que tiene un hematoma en el lado derecho pero también se observa una fractura en la clavícula, tras el examen físico se evidencio que hubo bastantes hematomas lo que significa que el niño sufrió violencia infantil”, dijo Rojas.

La madre y padrastro del menor de 2 años, se encuentran con detención preventiva.

Ambos casos se encuentran en etapa de investigación por la Policía, Fiscalía y Defensoría de la Niñez. Los sospechosos de ambos hechos serán juzgados por el delito de tentativa de infanticidio.



Comentarios