La familia que resultó afectada con quemaduras tras la explosión de una garrafa de gas en su domicilio en el municipio de Arque, en Cochabamba, continúa internados.

Los cuatro hermanitos de 16, 8, 3 y 1 año y tres meses tienen quemaduras de segundo grado, entre un 7 y 12 por ciento según informó el médico del Pediátrico.


El pediatra, José Hurtado, indicó que los menores se encuentran estables, y las heridas son superficiales, por lo que continuarán recibiendo atención médica y curaciones bajo anestesia, cada 10 días.

Los padres de los menores se encuentran internados en el Hospital Viedma, la madre es la más afectada y es la que presenta quemaduras en un 25% del cuerpo, mientras que el padre tiene un 15%.

El director de este nosocomio, Eduardo Amaya, indicó que ambas personas deberán permanecer internados ya que las curaciones deben realizarse por los especialistas para evitar que sus heridas se infecten.

Sobre el caso

El hecho se suscitó en el municipio de Arque, en Cochabamba, donde tras concluir unos trabajos en el campo, una familia pretendía preparar sus alimentos, pero al instalar la garrafa de gas, esta explotó causándoles daños a seis personas.

Tras la explosión, pese a estar heridos, fue la misma familia quien sofocó el fuego y esperó afuera de su domicilio la llegada de una ambulancia para que pueda socorrerlos.

Debido a la gravedad de sus heridas, las personas afectadas tuvieron que ser trasladadas desde Arque hasta Cochabamba. Ahora sus familiares piden ayuda para cubrir los gastos médicos. Puede comunicarse al: 67844328.

Comentarios