Tras conocerse por versión del Gobierno que Misael Nallar se entregó a la Policía cuando era buscado por la muerte de tres uniformados en Porongo, este domingo Evo Morales cuestionó que haya podido viajar un día después de el crimen, desde el aeropuerto de El Trompillo en Santa Cruz y regresar sin ningún contratiempo.

“Cómo es posible que este señor Nallar, al día siguiente del asesinato viaje desde El Trompillo hasta San Joaquín y vuelve”, señaló Morales, en su programa dominical en la radio Kawsachun Coca.

El líder de los cocaleros del trópico de Cochabamba señaló que cuando le toca viajar desde Chimore, existen controles de Umopar e incluso se utilizan perros.

“Es su tarea, que nos controlen. Pero sin control viajó (Nallar) desde El Trompillo, hasta San Joaquín y volver, levanta mucha sospecha”, afirmó Morales.

También te puede interesar: Ataque en Porongo: Ministro de Gobierno dijo que “no se escatimarán esfuerzos” para que haya justicia

El asesinato a sangre fría de dos uniformados y un voluntario del Gacip se produjo cerca de las 16:00 del 21 de junio. Un día después la Policía informó que Nallar estaba aprehendido; sin embargo, no especificó si había sido capturado o si se había entregado. 

Este domingo el viceministro de Seguridad Ciudadana, Roberto Ríos, se limitó a señalar que Nallar se había entregado, no mencionó que el principal acusado del asesinato de tres policías viajó a San Joaquín.

Comentarios