La abuela y demás familiares de una niña de 13 años que perdió la vida luego de que un vehículo distribuidor de agua impactara contra un muro de un lavadero de autos en la zona Sur de Cochabamba, provocando el deceso instantáneo de la menor y dejando seriamente herida a su madre.

“Yo quiero justicia para mi hija por Dios, ayúdenme, mi hijita se ha muerto, la han matado, ese carro le ha pasado por encima a mi hija, ¡quiero justicia!”, pedía entre gritos y lágrimas la abuela de la niña.

De acuerdo a los antecedentes del conductor de la camión, este iba con exceso de velocidad, y manipulaba su celular cuando llegó a una curva llegando a perder el control del motorizado e impactando contra el lavadero de autos donde se encontraban sentadas la menor y su madre.

“De día se ha entrado a una casa ese auto, ahí la ha atropellado a mi hija, ¡justicia quiero por favor!”, relató la madre de la niña.


Lee también: Cuatro personas pierden la vida en un accidente de tránsito en Yapacaní

Los familiares llegaron enardecidos hasta la EPI del Sur donde se realizaba la audiencia de medidas cautelares del conductor, en el lugar, se pusieron de rodillas clamando justicia, mientras que un grupo de policías resguardaba las instalaciones.

En la audiencia se pudo verificar que el conductor que ocasionó el accidente y provocó la muerte de la menor, no tenía licencia de conducir, pese a ello, la justicia determinó otorgarle medidas cautelares por lo cual, guardará detención domiciliaria.

“A pesar de haberle apagado la luz a una niña de 13 años y haberle causado lesiones a la madre, lamentablemente, se ha dispuesto la detención domiciliaria, no existe otra posibilidad”, indicó el abogado de la familia de la menor.

La familia, manifestó su desconformidad con la decisión judicial y anunciaron movilizaciones exigiendo la revocación de la medida.

Comentarios