El hallazgo de restos óseos de un hombre de 75 años en el patio de una vivienda en un barrio cruceño muestra una historia macabra que tiene como protagonista a una mujer que es acusada de haber dado muerte a su propio padre.

El fallecido fue identificado como Florencio Cadima Ponce y convivía con una de sus hijas bajo el mismo techo en su casa ubicada en la Urbanización Toborochi, en la zona sur de la ciudad capital; los vecinos no veían a la víctima desde mediados del año pasado.

La Policía tomó conocimiento del caso luego de la denuncia que hizo otra de las hijas, que vive en Inglaterra, y que en reiteradas ocasiones intentó comunicarse con su padre, algo que no ocurrió.

Fue esta persona quien denunció la desaparición de la víctima, que según informó Ángel Morales, director de la Felcc, ocurrió en mayo de 2019.

"Se ha hecho la exhumación, se encontró restos óseos en el patio de la vivienda que compartían la víctima y una de sus hijas", dijo Morales.

Por este hecho se aprehendió a dos personas a quienes se investiga por los delitos de asesinato y parricidio, un crimen que habría sido motivado por un factor económico, según indicó la Policía.

Comentarios