La Policía informó este martes que recibió el reporte de que los exministros de Gobierno, Arturo Murillo y de Defensa, Fernando López, dejaron el país el 9 de noviembre. Según esta información ambos viajaron hasta Brasil, donde se quedó López y Murillo se fue rumbo a Panamá. 

El comandante de la Policía, Johnny Aguilera, informó que ambas autoridades tomaron un vuelo de la Fuerza Aérea Boliviana desde la Santa Cruz (este) a la fronteriza Puerto Suárez, para luego cruzar hacia Brasil.

"Han salido de Puerto Suárez rumbo a Corumbá, que es una ciudad [brasileña] vecina. Y por intermedio de Copa Airlines el exsenador Arturo Murillo se trasladó hasta Panamá, esto ha sucedido el 9 de noviembre", reveló Aguilera.

Informe incorrecto

El Ministerio Público solicitó a la Dirección de Migración el informe sobre el flujo migratorio de López y Murillo, el cual fue remitido el pasado lunes "con incoherencias", señaló el fiscal Fernando Atanacio.

El flujo migratorio indica que la última salida de las autoridades fue días antes de las elecciones del 18 de octubre, lo que implica que luego del 5 noviembre no existió ningún viaje al exterior.

El fiscal Fernando Atanacio informó este martes que se gestiona ante Interpol la activación del "Sello Azul" para los exministros Arturo Murillo y Fernando López, a fin de evidenciar el paradero de ambas personas, quienes tienen mandamientos de aprehensión por el caso gases lacrimógenos.

 "Se está gestionando a Interpol la notificación azul para los exministros con la finalidad de establecer si están en Bolivia o fuera del país", precisó el representante del Ministerio Público.

Aseveró que la Fiscalía ahora recurre a la interpol luego que se cumplió con los plazos y procedimientos legales, como la emisión de las órdenes de aprehensión y la alerta migratoria.

Ante esa situación, el fiscal Atanacio indicó que la investigación se amplió en contra del exdirector general de Migración, Marcel Rivas, por el presunto delito de uso indebido de influencias e incumplimiento de deberes.

"Aparentemente, el señor Murillo estaría fuera del Estado boliviano, sin embargo, contradictoriamente se emite un informe donde se hace referencia que no habría salido o que su última salida del país sería semanas antes de las elecciones, entonces son esas contradicciones que van a presumir que tal vez pudo haber existido algún tipo de ayuda", explicó.

Sobre Murillo y López, el Fiscal aseguró que la investigación continúa, tomando en cuenta que existe la concurrencia de elementos de convicción respecto a la probabilidad de autoría de los delitos.