Este miércoles se cumplió el tercer día de movilización por los productores de Adepcoca quienes exigen el cierre del mercado paralelo de la coca, el cual es considerado de ilegal. 

Ante esta situación, los vecinos, padres de familia, colegios y choferes de la zona de Villa Fátima piden a las autoridades de Gobierno dar una solución al conflicto cocalero y que la Policía y cocaleros, sean replegados de esta zona. 

Los gases lacrimógenos, petardos, dinamitas y otros artefactos, causaron miedo y zozobra de varias personas que estuvieron en el momento del enfrentamiento entre policías y cocaleros.

“Pedimos a las autoridades a que pongan una solución, estamos muy perjudicados, existe miedo de nuestro hijos, cada día están gasificando y están generando inseguridad. Queremos paz para nuestra zona”, dijo una vecina a Unitel. 

A consecuencia de la gasificación, los comerciantes que tienen sus negocios en alrededores de este sector tuvieron que cerrar sus tiendas ante el conflicto cocalero. 

Entre tanto la administración del Colegio Ave María, exige el respeto a los niños y ancianos que sufrieron las gasificaciones. 

"Pedimos diálogo, hay niños asustados, ancianos, queremos que se vayan a sus casas y nos dejen vivir en paz", dijo a Unitel la hermana María Asunta.

 Por su parte, desde el sector de Adepcoca, advirtieron que van a continuar con sus movilizaciones hasta el cierre del mercado paralelo.

Comentarios