Sin consuelo y consternada, así se encuentra la familia del bebé Emir, degollado por su madre en una vivienda en Villa Alto Salvador, al sur de la ciudad de Cochabamba.

“Tan lindo bebé era. Desde que nació yo lo crié. No puedo creer hasta ahora. Un rato he ido al mercado, no me descuidaba, anoche lo estaba cargando”, relató entre lágrimas la abuela del bebé de dos años de edad.


La abuela señaló que los padres de su nieto no se hacían cargo y que el bebé vivía con ella ya que su hija “tenía otra familia”.

El pequeño Emir era amado por sus familiares y señalaron que era un lazo que unía a su familia.

“Yo estaba camino al trabajo. Estaba a una cuadra (de la casa) cuando me dijeron que esto ha pasado. Él era un consuelo para la familia”, señaló otro familiar.

Esta mañana, la abuela del bebé fue a comprar verduras al mercado y al retornar a su hogar encontró al bebé sin vida. La madre del menor fue aprehendida tras la denuncia.

Los restos del bebé son velados en Alto Salvador, donde acuden vecinos y allegados a dar el último adiós al menor.

En tanto, el abogado de la familia indicó que se pide una valoración psicológica para la madre y señaló que la familia ya había denunciado que la mujer era agresiva.

“Hay rumores de que la acusada tuviera problema psicológicos para lo cual se ha solicitado requerimiento para corroborar estos hechos para que se pueda direccionar el caso”, indicó el abogado.

El jurista señaló que en el caso que se determiné que la mujer tiene problemas psiquiátricos tendrá que ser enviada a un centro especialista, caso contrario “tendrá que ser sentenciada con la máxima pena”.

El abogado añadió que “los familiares comentaron que la abuelita había denunciado a la Defensoría y el SLIM de alguna unidad que la hija era un poco agresiva, tenía problemas psicológicos, que necesitaban. Ellos (las autoridades) se comprometieron a hacer un seguimiento, pero no ha sido así. Ellos denuncian un tipo de abandono por parte de las autoridades”.

Se trata del segundo infanticidio registrado en el departamento de Cochabamba.

Comentarios