Este lunes se conoció de la muerte de Florentina Cordero Ortega, de 36 años y su hija, Adelaida Candia Codero, de 18 años, que fueron brutalmente asesinadas con un picota (herramienta) que fue usada como un arma punzocortante. La pareja de la madre (y padrastro de la joven) es buscado como sospechoso de este doble feminicidio.

El hecho ocurrió en su domicilio, ubicado en una urbanización perteneciente al municipio de Cotoca, y fue presenciado por cuatro menores de edad que fueron llevados por personal de la Defensoría de la Niñez hasta sus dependencias para iniciar los trabajos de valoración psicológica de los pequeños. 

Paola Callao, representante de esta institución, dijo que los menores tienen 10, 3, 2 y 1 año (tres mujeres y un varón) y que al momento de la intervención de los funcionarios los pequeños se mostraban atemorizados por lo ocurrido.

Las tres mujeres eran hijas de Florentina y el varón hijo de Adelaida. 

Puedes leerDefensoría definirá la custodia de la bebé Camila entre su padre y su abuela materna

Se anticipó que se realizará un trabajo integral con especialistas para ayudar a estos menores que estarán bajo custodia de la Defensoría mientras se busca a familiares que puedan hacerse cargo de ellos.

Se busca a un sospechoso

El prófugo fue identificado como Fernando M. A. y habría fugado tras registrarse el macabro crimen que fue denunciado por vecinos de las víctimas.


Comentarios