Cuatro días después del asesinato de Florentina Cordero y de su hija Adelaida Candia, la Policía encontró el cuerpo sin vida de Fernando Meza Arancibia, el acusado de haberlas víctima. Un examen forense reveló que murió pocas horas después de haber cometido el crimen.

También te puede interesar: Encuentran el cuerpo sin vida del acusado de doble feminicidio en Cotoca

Tras haber visto el cuerpo del hombre, la familia de Florentina Cordero está más tranquila, pues tenía temor de que tome represalias contra otras personas.

Cristina Cordero, hermana de la víctima, lamentó que producto del doble feminicidio, cuatro de sus sobrinos quedaron huérfanos, aunque manifestó su intención de hacerse cargo de su custodia.

Mis sobrinos se quedaron sin mamá, sin papá y sin hermana mayor”, se lamentaba Cristina.

La Defensoría evaluará la situación de los pequeños y decidirá quién se hará cargo de su cuidado.

SE SUICIDÓ TRAS EL CRIMEN

Quien hasta la mañana de este jueves era el hombre más buscado de Santa Cruz fue encontrado cerca de un kilómetro del área urbana de Cotoca. Estaba bajo la sombra de un árbol y tenía atada a su cuello una cuerda con la que se cree se colgó.

No era sencillo identificar al hombre. Su cuerpo ya estaba muy hinchado y el color de su piel estaba amoratada; sin embargo, uno de sus dientes estaba revestido en oro, una característica que confirmó que se trataba de Fernando Meza.

Los familiares de Florentina Cordero, su exesposa no creían que el hombre había sido encontrado. Fue entonces que las autoridades accedieron para que vean el cuerpo, y de esta manera es que quedaron más tranquilos.

Por las características con las que fue encontrado el hombre, el informe forense reveló que se suicidó pocas horas después de la muerte de haber dado muerte a Florentina y a su hijastra Adeida.


Comentarios