Durante la audiencia de medidas cautelares, el juez Simón Alarcón determinó 180 días de detención preventiva en la cárcel de Montero para Freddy N. F. por el delito de homicidio en grado de tentativa tras agredir a Felix Moreira, un policía de 13 años de servicio.

Freddy N. F. golpeó con una piedra y luego con un palo al policía que trató de evitar el robo de una moto en una tienda en Yapacaní. El acusado le quitó el arma calibre 9 milímetros y le apuntó, pero el disparo no se efectuó debido a un desperfecto en el arma, indicó la Fiscalía.

“Empezamos a forcejear, estábamos revolcándonos y me ganó la fuerza. Ahí es donde me quitó el arma, me apuntó con mi propia arma, trató de disparar pero no percutó”, contó Moreira, recostado en una cama de una clínica en Yapacaní.

EL POLICÍA ESTÁ HOSPITALIZADO

El uniformado está muy golpeado, habla con la voz entrecortada, tiene heridas en el rostro y los médicos incluso le pusieron vendas para cubrirle la zona de su ojo izquierdo.

“Me golpeó con palos, piedras y con todo”, dijo Moreira.

La persecución al delincuente se produjo pues recibieron la denuncia de un hombre que quería ingresar a un negocio de venta de motocicletas. Cuando los uniformados llegaron al lugar pudieron evidenciar que el delincuente trataba de forzar una de las puertas, y al ser descubierto escapó.

Lea también

Comentarios