La defensa del General Alfredo Cuéllar presentó una excepción de incompetencia, un recurso de falta de fundamentación en la imputación por lo que exigen que sea juzgado por la justicia militar.

Cuéllar, que se encuentra con detención domiciliaria desde el pasado 26 de noviembre, junto a su defensa espera que se resuelva el tema. Piden, además, que se suspenda la detención domiciliaria y se restablezca el derecho al trabajo.

El general está en servicio desde hace 33 años, contó su defensa, al momento de informar que en cuestión militar faltar por cinco días cuando no se está en situación de guerra podría culminar en una deserción.

La justicia acusa a Cuéllar de asesinato por los hechos ocurridos en Sacaba el pasado 2019. En noviembre le dieron arraigo y una fianza de Bs 250 mil.


Comentarios