Hans Bowles fue enviado la noche de este sábado a la cárcel de Palmasola con seis meses de detención preventiva, periodo en el que se debe realizar la investigación de las acusaciones de violencia familiar en su contra.

Martha Ramos, directora de Género de la Defensoría de la Niñez informó que en la audiencia cautelar se pudo demostrar que el menor era víctima de constantes maltratos.

Esta institución informó que se ha ampliado la denuncia por maltrato contra este niño en contra de la madre, debido a que no hizo conocer a las autoridades la situación que sufría su hijo.

“Había bastantes evidencias. Se tiene el informe psicológico, el informe de todos los vecinos que se han constituido a la EPI 8 a prestar su declaración en calidad de testigos. Tenemos la entrevista psicológica del niño, tenemos los parámetros de la psicóloga que dice que es un niño que tiene angustia y sufre de violencia psicológica además de la violencia física”, dijo la representante de la Defensoría.

Además, el certificado forense presentado al juez da cuenta que las lesiones físicas no solo son de ese día y que hay rastros de goles de anteriores fechas “en todo el cuerpo”, añadió Ramos.

El menor se encuentra con la familia ampliada, “está con un tío que es su padrino que el mismo manifestó que lo quería mucho y quería permanecer con él”, señaló la funcionaria de la Defensoría de la Niñez.


Comentarios