La noche del miércoles un joven, que trabaja como repartidor de pedidos, fue brutalmente agredido por un hombre que primero chocó su motocicleta y posteriormente lo golpeó con puñetes y patadas.

“Fui a recoger un pedido por Equipetrol, estaba esperando afuera sentando en mi moto”, contó Gunter Salvador Huayta Tunari a Unitel.


El joven explicó que de repente una camioneta chocó su motocicleta y el conductor bajó para exigirle que le pague la reparación de su vehículo.

También te puede interesar: Se registra otra agresión al cajero de un negocio de comida rápida en Santa Cruz

“Bajó de forma prepotente, me decía que lo choqué y que le pague 700 dólares”, dijo Huayta.

Ante la negativa del repartidor de pedidos de pagarle el dinero que exigía el hombre de la camioneta, este último comenzó a golpearlo con puñetas, patadas e incluso rodillazos, dejándolo arrodillado en el piso y con el pedido que debía trasportar, destruido. 

Tras ponerse de pie, Huayta acudió a una posta de salud de su barrio y contó que le hicieron cuatro puntos de sutura cerca del ojo. “Me abrió la ceja y me dijeron que casi pierdo el ojo”, contó.

Huayta contó que ya acudió a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) para sentar la denuncia contra el agresor y aseguró que llegará a las últimas consecuencias.

Yo no quiero dinero, quiero que se haga justicia”, contó.

Agregó que tras viralizarse un video en las redes sociales donde se observa la agresión, un hombre que se identificó como el abogado del agresor se contactó con él buscando un arreglo; sin embargo, Huayta se mantiene firme.

“No sé cómo obtuvo mi número, solo quiero que se haga justicia y que vaya preso”, señaló Huayta.

Comentarios