En 2019, una joven de 15 años fue secuestrada y violada durante 4 días, señala una denuncia. En ese entonces, el agresor fue enviado a la cárcel con una condena de 3 años y seis meses por el delito de estupro.

El hombre, cuya reclusión termina en agosto, pasó su condena atormentando a la víctima mediante redes sociales. La familia de la joven teme que el reo cumpla sus amenazas cuando salga en libertad.

La madre de la víctima relató que el recluso extorsiona a la joven señalando que conoce los movimientos de la familia y que el hombre manda fotos de su vivienda y geolocalización.

“Le dice que haga todo lo que él dice”, relató la progenitora entre sollozos. Indicó que la muchacha dejó de estudiar y salir por temor.

En tanto, desde el Régimen Penitenciario indicaron que investigarán el caso.

Este es el segundo caso que se conoce públicamente de un recluso que extorsiona desde San Pedro mediante redes sociales.

  ​


Comentarios