La Policía realizó una requisa sorpresa al penal de Palmasola y logró decomisar varios celulares que eran utilizados por los reos para cometer estafas de diferente índole. Ofrecían desde electrodomésticos hasta vehículos con “precios de oferta.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, Edson Claure, explicó que 26 teléfonos celulares de diferentes modelos fueron decomisados de dos pabellones donde los reos se juntaban para “trabajar”. 18 reclusos fueron apartados tras el operativo.

“Eran utilizados para estafar mediante las redes sociales. Venta de vehículos, casos de estafas por maletas y también obtenían información de los familiares para contactarlos y estafarlos”, dijo Claure.

Según se pudo conocer, a través de las denuncias de las víctimas, a través de redes sociales publicaban electrodomésticos, desde microondas, celulares, heladeras, entre otros, a la venta con precios accesibles y con la característica de que la venta era de urgencia, por lo que la población transfería un dinero para asegurar el producto y al final terminaban en estafa.

Lo mismo pasaba con los vehículos, los reos conseguían fotografías de los motorizados y la información de las placas de control para ofrecerlos, también con precios que parecían de oferta.

Mientras que otro tipo de estafa se trataba de llamadas en las que se hacía creer a la víctima que un familiar se encontraba detenido por haber cometido alguna infracción o delito, y también de supuestos familiares que pedían favores para recoger mercaderías o maletas que habían enviado desde el extranjero. A estos se les pedía adelanto de dinero. 

Comentarios