La autopsia de ley realizada por peritos en la ciudad de La Paz, determinó que la joven de 16 años, hallada sin vida en el municipio de Laja, no fue asesinada ni fue víctima de feminicidio y que murió debido a una asfixia por obstrucción mecánica.

Según la información de la Policía, la adolescente consumió bebidas alcohólicas hasta perder el conocimiento, luego habría intentado pararse y terminó golpeándose la cabeza, lo cual, provocó que aspire la tierra y termine asfixiándose.

“No hay signos de arrastre, al parecer comienza a caminar en estado de ebriedad, se tambalea, cae de frente, golpea su rostro contra el suelo, ella trata de levantarse, a lo que menciona el médico forense, por eso existe escoriaciones en los codos y en las rodillas, y comienza a inhalar la tierra que se encontraba ahí”, informó el coronel Jhonny Vega, director departamental Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv).

El hecho ocurrió en una comunidad del municipio de Laja, camino a Desaguadero en La Paz, la joven de 16 años consumía bebidas alcohólicas con su hermana gemela y otros adolescentes menores de edad, La autoridad policial indicó que los otros menores que la acompañaban, de 17 y 16 años, se habrían retirado del lugar, pero la víctima se quedó por lo que no tuvo quién la auxilie.


Las autoridades lamentaron que el consumo de bebidas alcohólicas en los jóvenes haya incrementado en los últimos meses. La Policía pide a los padres ejercer mayor control de sus hijos.

El cuerpo presentaba raspones, por lo cual se manejaba la hipótesis de un posible feminicidio, pero esto se descartó luego del informe forense, la familia y amigos de la adolescente le darán el último adiós en las próximas horas.

Comentarios