La tarde de este martes autoridades de justicia, en Yapacaní, determinaron que Miguel Ángel S.T., uno de los acusados de violar a un menor de 10 años, sea enviado a la cárcel en detención preventiva, lo que generó molestia en pobladores y familiares de la víctima.

El acusado pasará 180 días con detención preventiva en el penal de Palmasola, en la capital cruceña. Esta medida generó molestia pues pedían que Miguel Ángel tenga una sentencia definitiva por la violación a un menor de 10 años, que ahora se encuentra hospitalizado y aquejado por una enfermedad terminal.


Los pobladores y familiares de la víctima trataron de ingresar al juzgado de Yapacaní para sacar por la fuerza al acusado y tratar de hacer justicia por mano propia.


Durante la noche la población enardecida, que no aceptaba las medidas de detención preventiva, apedreó el juzgado causando destrozos. 

Comentarios