Un Juzgado de Sacaba determinó la tarde de este jueves, tras varias horas de una audiencia cautelar, que el Gral. Alfredo Cuéllar cumpla detención domiciliaria por el caso Sacaba, referido a los sucesos violentos de mediados de noviembre en los que perdieron la vida 10 personas.

El Gral. Cuéllar deberá pagar una fianza de Bs 250.000, quedará arraigado y tiene la obligación de presentarse ante el Ministerio Público dos veces a la semana. La detención domiciliaria es sin permiso laboral y con la prohibición de ponerse en contacto con otros implicados en el caso.

La audiencia se había realizado en medio de tensiones desde la mañana debido a la presencia de los familiares de los fallecidos y heridos de los incidentes en el puente Huayllani el 15 de noviembre del año pasado.

Aquel día cientos de manifestantes que pretendían llegar en marcha hasta la ciudad de Cochabamba, fueron interceptados por la Policía y las Fuerzas Armadas en el puente Huayllani.

Los familiares de las víctimas y los heridos expresaron su indignación por la decisión de la justicia. En la audiencia se escucharon varios de los testimonios sobre lo que pasó aquella tarde de noviembre en Sacaba.

La defensa de Cuéllar reiteró que las acciones del militar se produjeron en el marco de las tareas de coordinación de apoyo a las fuerzas policiales tal como lo señala la normativa.

El Gobierno de Jeanine Áñez aprobó en noviembre del año pasado el Decreto Supremo 4078 que autorizaba a las Fuerzas Armadas realizar operaciones que buscaban el restablecimiento y el orden público tras las movilizaciones de grupos de personas que estaban en contra del gobierno de facto. La norma eximía a los militares de cualquier responsabilidad penal.

Comentarios