Las dos mujeres que fueron implicadas en el caso de cobros irregulares en la cárcel de Palmasola fueron enviadas con detención preventiva al mismo centro en el que, según las investigaciones, realizaban acciones irregulares.

Mauricio Romero, director de régimen penitenciario, informó que se encontró indicios de responsabilidad; fueron acusadas de falsificación de sellos y asociación delictuosa luego de que fueran encontradas infraganti vendiendo espacios en las filas de familiares que buscaban visitar a los privados de libertad.

Tras la audiencia el abogado defensor de las imputadas, declaró que sus defendidas son víctimas de la situación y apuntó que puede haber funcionarios policiales implicados en este tema de corrupción, un extremo que fue el Gobernador de Palmasola, Luis Fernando Céspedes, descartó por completo.

Por su parte Romero, indicó que se continuarán con las investigaciones hasta determinar el número de personas que operaban en este ilícito.

Comentarios