Bryan Berkman y Luis Berkman que fueron detenidos por la justicia de Estados Unidos junto a Arturo Murillo, acusados por lavado de dinero y soborno pagaron la fianza para salir de la cárcel donde se encontraban detenidos. La justicia en el país del norte cree que otra autoridad de alto rango de quien aún no se informó su identidad, también está implicada estos delitos.

El abogado Tomas Becker informó que Bryan Berkman pagó $us 500.000 de fianza, mientras que Luis Berkman $us 350.000. Agregó que la justicia norteamericana no ofreció el mismo trato a Sergio Méndez ni a Philip Lichtenfeld.

Sobre Arturo Murillo, Becker señaló desconocer su situación; sin embargo, considera que al haber salido de Bolivia, donde está siendo procesado por sobreprecio por la compra de gases lacrimógenos, es muy posible que reciba detención preventiva, mientras la justicia de Estados Unidos concluye sus investigaciones.

“Hay otra personas (implicada) que fue parte del departamento de Defensa, un oficial de alto nivel, probablemente es López”, dijo el abogado.

Agregó que la justicia de Estados Unidos detuvo a Murillo y tiene jurisprudencia en este caso pues el soborno y lavado de dinero, delitos por los que es acusado Murillo, se produjeron en ese país. Además, los implicados realizaron transferencias entre ambos países.

“Lo que queda ahora es que un jurado o un juez decidirá si hay suficientes pruebas para ir a un juicio; sin embargo, hay llamadas donde hablan de soborno”, agregó Becker.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos informó el jueves que se había arrestado a dos bolivianos y tres norteamericanos. En un comunicado explica que una empresa estadounidense pagó sobornos para asegurar un contrato Bolivia y luego utilizó el sistema financiero norteamericano para lavar esos recursos. 



Comentarios