La fiesta automovilística que se desarrolló el fin de semana en el municipio de Challapata, Oruro, terminó empañada por la imprudencia de un conductor particular que invadió la pista de la competencia. 

En un video que se viralizó en las redes sociales se observa el momento cuando el auto del competidor, William Estrada recorre a toda velocidad una vía que era parte de la pista de la competencia automovilística cuando de repente se escucha un fuerte golpe.

“¡Por qué no lo hacen parar!”, fueron los gritos de impotencia del conductor del conductor del coche de carreras que salió por sus propios medios de su auto. 

Resulta que un minibús sin hacer caso a la señalización que advertía sobre la competencia automovilística cruzó una intersección el mismo momento en el que pasaba por el lugar el auto conducido por William Estrada.

“Ese accidente se produce por imprudencia de conductores en estado de ebriedad”, manifestó Ronald Linares, jefe de la Policía en Challapata.

Un examen para determinar si los conductores estaban conduciendo en estado de ebriedad también determinó que el hombre al mando del minibús no solo obvió las señales de tránsito, sino que también estaba bajo los efectos del alcohol.

En la prueba de alcotest da positivo con 1.67 miligramos de alcohol en la sangre, la prueba del otro conductor (Estrada) da 0”, señaló Linares.

Afortunadamente no se tuvo que lamentar víctimas fatales, aunque no se conoce si alguno de los conductores tuvo que ser internado a un centro de salud debido al fuerte golpe.


Comentarios