El policía Miguel Ángel Quispe murió por un disparo que ingresó por la espalda. Un informe de balística determinará la posición desde donde salió el balazo y el arma utilizada; sin embargo, por las características de la lesión se cree que fue un fusil máuser

El proyectil tiene un orificio de ingreso por la región escapular (homoplato) y con orificio de salida en la región axilar. La trayectoria es oblicua, de abajo hacia arriba”, señaló Jhonny Aguilera, comandante de la Policía en La Revista de Unitel.

También te puede interesar: Confirman la muerte de un policía tras enfrentamientos con cocaleros en Coripata​​

Por las características de la lesión producida en el uniformado, Aguilera señaló que se cree que se utilizó un arma larga. “Creemos que ha sido un máuser, calibre 7.75”, manifestó.

Tras el deceso de Quispe, se inició la investigación para determinar con precisión cómo se produjo la muerte del uniformado. Un informe de balística determinará la posición exacta del tirador y el tipo de arma utilizada.

Producto de estos mismos enfrentamientos, Aguilera confirmó que otro policía, Jesús Reynaldo Quispe Ayala recibió un disparo en la cabeza; sin embargo, el caso que estaba utilizando evitó que la bala provoque una lesión que podía  haber quitado la vida.

“El casco le protegió, solo tiene un rasguño”, señaló Aguilera.

El comandante justificó las acciones que la Policía realizaba en Coripata, donde el grupo de productores de Coca liderados por Elena Flores había convocado a una reunión.

No hemos intervenido a favor de nadie, se ha ido a poner orden con la finalidad de prevenir, brindar seguridad, el mantenimiento y restablecimiento del orden público”, señaló.


Comentarios