La familia de Anakin Pedro Tancara vive una auténtica pesadilla. El joven, que hasta el lunes era un hijo ejemplar y estudioso, fue hallado este miércoles sin vida y con el agravante de que su cuerpo fue encontrado descuartizado.

Su padre asegura que era un joven sin problemas, el último día que lo vio solo le pidió un poco de dinero para su pasaje ir a la universidad a dar un examen a la Universidad Pública de El Alto, donde estudiaba derecho, y poder sacar unas copias para estudiar.

“No tengo vida, mi hijo era un joven especial, trabajador, estudiante de la facultad de derecho, de tercer año, ese día salió a dar su examen, salió con 10 bolivianitos de la casa para volver y unas fotocopias”, cuenta.

“Pido justicia, no era un mal hombre, era humilde y estudioso. Colaboraba con los gastos”, agrega.

Este es su testimonio:


Otro familiar señaló que Ani, como le decían con cariño, tenía ese lunes por la noche una cita con su enamorada. Su padre tiene algunas sospechas, aunque prefiere no decirlas hasta que la Policía lo investigue.

“Esto para mí es otra cosa que no puedo decir para no entorpecer las investigaciones. Pido justicia, cómo me lo van a decapitar a mi guagua, en pedazos, eso no se hace ni al peor”, señala llorando.

Vecinos de la zona de Bella Vista encontraran este martes bolsas que contenían partes de un cuerpo y estaban distribuidas en plena vía pública.

Según la información preliminar, la Felcc de El Alto procedió a la aprehensión de dos personas quienes serían los presuntos autores del asesinato y el desmembramiento del joven de 24 años edad. Ambos se encuentran en dependencias de la Policía Regional de El Alto prestando su declaración informativa.

Comentarios