La familia del menor que fue vejado por sus vecinos en el barrio Tarija, de Yapacaní, durante un par de años bajo amenazas, denunció que en un primer informe forense descartó la violación contra la víctima que ahora se encuentra hospitalizada.

La hermana del niño, a quien se protege la identidad, informó que en una primera ocasión el informe médico forense que le otorgaron señalaba que no existió violación. Con el pasar de las semanas la salud del infante se fue deteriorando.

Leer más: Yapacaní: se deteriora el estado del menor de edad abusado, entró en coma

“Aquella vez yo fui a recoger un certificado y me dijeron que no estaba hecho, que el médico no estaba. Me hicieron esperar me acuerdo y cuando me dan el informe me dijeron que no hubo violación”, recordó la hermana.


En un segundo informe forense el resultado resaltó que hubo violación y posteriormente que había sido infectado con una enfermedad grave. 

Tras conocerse los hechos delictivos y la historia de los hermanos acusados de violación a este menor, varias autoridades se pronunciaron para dar atención al menor, que se encuentra hospitalizado hace varias semanas.

En los últimos días el niño decayó y volvió a entrar a terapia intensiva. Su cuadro es reservado y se aguarda más resultados de exámenes que se le realizaron al menor. 

Comentarios