Hilda salvó su vida de milagro, ella fue golpeada brutalmente por su esposo quien además le disparó hiriéndola en el hombro. El hecho ocurrió el pasado 20 de mayo en el trópico cochabambino.

La mujer desde el pasillo de un hospital, nueve días después de lo ocurrido, cuenta lo que pasó y lo cerca que vio la muerte.

"Llegaba a mi casa trayendo agua en una carretilla cuando lo he visto. ¿Qué tienes detrás?, le he preguntado viéndolo a él con una mano en la espalda; fue ahí cuando me atacó y con un garrote me ha golpeado la cabeza".

Puedes leer: Una mujer fue apuñalada por su pareja en San José de Chiquitos


"En mi cabeza me daba, con mis manos me he defendido, me caí, y cuando pude salí corriendo. Fue allí cuando con su arma me apuntó y me disparó", dijo la víctima que fue socorrida por su yerno, quien la llevó hasta un centro médico en donde fue internada.

Hilda tiene siete hijos y uno de ellos enfatizó en que cree que su padre tenía todo planificado para atentar contra la vida de la mujer. Contó que antes tuvo conversaciones con algunos amigos a quienes les anticipaba lo que iba a hacer, pero que nadie creyó de que fuera capaz.

El agresor fue identificado como Pastor Quinteros Sanabria fue enviado con detención preventiva al penal de San Pedro, en Sacaba, en donde fue recluido al ser acusado de feminicidio en grado de tentativa.

Comentarios