Rodrígo Martínez Segovia

Una patrulla de carabineros encontró en horas del despunte de alba el cuerpo de una mujer sin vida, en el sector de Pisiga Carpa Viejo, cercano a Cerrito Prieto a un costado del Complejo Fronterizo de Colchane, que es parte de las rutas que utilizan los migrantes para ingresar irregularmente desde Bolivia a Chile.

El doctor Gillermo Tapia, de la urgencia del consultorio de salud municipal de Colchane, certifico el deceso, “alrededor de las 06:00 hora recibimos una llamada de carabineros que se encontraba el cuerpo de una persona sin vida en el sector de Cerrito Prieto… certificamos en el lugar el fallecimiento de una transeúnte de aproximadamente 50 a 55 años de sexo femenino y desconocemos la nacionalidad”.

Para el doctor, que ha sido testigo de numerosas muertes de migrantes irregulares en el sector, le llama la atención la posición del cuerpo de la mujer que pareciera que estuvo rezando una plegaria antes de morir.

Lee también: Bebé de nueve meses muere en la frontera entre Bolivia y Chile

“Llama la atención la posición en que se encontraba la persona que es genupectoral, hasta el momento no se puede atribuir causa natural o terceras personas”, indicó.

Falta Control

Para el alcalde de Colchane, Javier García, este deceso es una noticia triste que deja al descubierto que las medidas implementadas siguen poniendo en riesgo la vida de los migrantes y la salud de los pobladores.

“Esta situación es producto de una política migratoria no eficaz toda vez que el control fronterizo Colchane, Pisiga se encuentra cerrado, sin embargo continua el ingreso indiscriminado de migrantes sin control sanitario, ni de identidad, por tanto creemos que la apertura del Complejo Fronterizo debe reevaluarse porque lamentablemente no tiene sentido alguno tener este centro de control cerrado”.

Desde su opinión médica el doctor Guillermo Tapia, considera que el ingreso de migrantes sigue sin control, al advertir que siguen ingresando a Chile desde Bolivia.


“Constantemente, ellos prefieren más que nada pasar de noche a pesar del riesgo y de no conocer la ruta, el sector bofedal que es muy húmedo. No tienen ningún control de salud, desconocemos sus patologías y vienen sin test de antígenos y es un riesgo porque no sabemos si es paciente con Covid o con la nueva variante”.

El doctor considera que lo ideal sería poder contenerlos pero que los migrantes prefieren ingresar irregularmente al país sin realizar las auto-denuncias y las cuarentenas respectivas.

Comentarios