Familiares y amigos de Mary Yenny Laveran realizaron una marcha en Puerto Quijarro, exigiendo que la investigación sobre el feminicidio continúe pues sospechan que hay otras personas involucradas en el crimen.

El lunes Rubén Chamo Sotelo, quien confesó haber asesinado a Mary Yenny Laveran, decidió someterse a un proceso abreviado, en el que fue sentenciado a 30 años de prisión

La familia y amigos de la víctima marcharon con fotos y cuadros en Puerto Quijarro, llegando incluso hasta el punto fronterizo que une este municipio con Corumbá (Brasil), exigiendo ampliar la investigación. Creen que Chamo Soleto, no actuó solo y existen complices.

Te puede interesar: El mototaxista que mató a una mujer en Puerto Suárez fue sentenciado a 30 años de cárcel

En principio Chamo Soleto había declarado a la Policía que no recordaba lo ocurrido pues se encontraba en estado, por lo que levantó  sospechas de la familia de la fallecida. 


Comentarios