La Dirección de Régimen Penitenciario determinó encapsular, por un lapso de siete a diez días, las cárceles que hay en el departamento de Santa Cruz. El cierre se iniciará desde el 5 de abril.

Esta decisión surge como una medida de prevención ante la eventual confirmación de casos de Covid-19 con la variante brasileña que, de acuerdo a especialistas, es más contagiosa y agresiva que la tradicional.

Entre los centros que harán el encapsulamiento están; Palmasola, Okinawa, carceleta de Montero, Buena Vista, Portachuelo, Camiri, Vallegrande y Puerto Suárez.

Mientras dure el encierro se harán tareas de contención con el trabajo de brigadas médicas que harán rastrillaje para identificar posibles enfermos

También se dotará de ivermectina a los reclusos y se reforzarán las medidas de bioseguridad como medida de prevención.

Comentarios