Este lunes, la madre de la menor encerrada en un salón de belleza, aseguró que todo fue un mal entendido y que su hija y la persona que la cuidaba estuvieron encerradas solo algunas horas del domingo y no una noche y un día, como denunciaron los comerciantes de la zona.

El hecho ocurrió en un local de la antigua La Ramada en Santa Cruz. Allí se conoció que una niña y una mujer estaban encerradas en un salón de belleza. 

Según los testimonios, la menor de 4 años pedía a gritos salir del lugar. Horas después los bomberos de la Policía forzaron la puerta para retirar a las ocupantes. 

Cuando se le consultó a la mujer por qué no se contactó con  la mujer que cuidaba a su hija, contestó, "Yo sabía que mi hija estaba bien, porque estaba con una persona responsable, es una persona mayor".


La mujer aseguró que en el interior del negocio hay  una heladera, por lo que ambas personas tenían alimentos.

Se conoce que la Defensoría de la Niñez citó a la mujer para que explique la situación. 

Comentarios