Un policía fue enviado con detención preventiva a la cárcel de Palmasola por un lapso de 45 días tras protagonizar dos accidentes en estado de ebriedad en la zona del Plan 3.000, en Santa Cruz de la Sierra.

El uniformado había ocasionado un choque con un motorizado y por darse a la fuga terminó subiéndose a una plazuela y atropellando a un transeúnte que se encontraba descansando en una banqueta.

Desde la Policía informaron que el efectivo se encontraba bajo influencia alcohólica y que fue puesto ante el Ministerio Público, quien determinó la detención en el penal de Palmasola por un lapso de 45 días mientras continúa la investigación, mientras que la institución verde olivo anunció que también le realizará un proceso.


Por otra parte, la familia del hombre atropellado criticó los 45 días de detención preventiva para el policía argumentando que no es suficiente. La víctima se encuentra en terapia intensiva acoplado a un respirador.

La esposa sostuvo que se le realizaron dos operaciones y que su estado de salud es totalmente crítico. 

Comentarios