Sergio B., el sujeto sentenciado a tres años por violencia doméstica en contra de Adriana P., una joven instructora de gimnasio y modelo, fue enviado a la cárcel de San Sebastián de Cochabamba, después de que un juez revirtió las medidas sustitutivas.

La decisión judicial fue tomada después de que los abogados de la víctima presentaron una apelación al veredicto contra el agresor y debido a que la sentencia no está ejecutoriada, informaron fuentes del Tribunal Departamental de Justicia.

Adriana P. de 26 años de edad denunció que Sergio B., su expareja, la sometió a agresiones físicas, psicológicas y sexuales durante dos semanas y la mantuvo encerrada en su departamento.

En su perfil de Facebook, la joven, que fue candidata a Miss Cochabamba en 2018, contó que vivió “un infierno” que empezó solo dos semanas después de haber decidido ir a vivir junto con el acusado.

Lee también: Mujer quiso retirar denuncia contra el hombre que la quiso matar, pero no evitó que lo encarcelen

“Todo empezó a partir del 17 de junio cuando me quedé sola en casa y el salió un par de horas, al volver me dijo que yo estaba con olor a perfume de chico, y según él había metido a alguien al departamento (cosa que no es cierta), se molestó, empezó a jalonearme más y a querer quitarme el celular (porque a él le molestaba demasiado que yo utilice mi celular)”, relató.

La joven dijo que el sujeto la golpeó por todo el cuerpo. “Me agarró a patadas, puñetes, cachetadas, también me golpeaba con sus zapatos y con el cable del cargador, me golpeo casi durante todo el día, golpes en las piernas, brazos, estómago, cabeza, en el pecho, también intento ahorcarme es ahí donde por un momento me falto el aire y me desmayé después de reaccionar me di cuenta que se asustó mucho y posteriormente tuve que fingir convulsiones para que ya no me golpeé”.

Después de dos semanas, Adriana logró llevar a Sergio B. a la casa de sus padres donde éste fue detenido por policías de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv). Sin embargo, agregó en su relato, sin conocer la parte afectada, el denunciado se sometió a un juicio abreviado por el delito de violencia doméstica por lo que recibió la pena de tres años de cárcel y fue liberado.

Ahora, tras la apelación, Sergio B. deberá estar encarcelado hasta que se resuelvan los recursos contra el veredicto.

Comentarios