Tenía 26 años, estudiaba en el Conservatorio de Música y Ciencias Políticas en la universidad, carrera en la que conoció a Alexia Matilda Rada a quien le pidió ser su novia; sin imaginarse que años después iba a convertirse en su verdugo. Limberth Callata Estrada es recordado como un joven al que nunca le recuerdan una actitud violenta, le gustaban los animales y era muy cariñoso con su madre.

Me duele que me lo hayan quitado así, era mi apoyo”, con esas palabras Sonia Estrada, la madre de Limberth, trataba de reflejar lo que para ella significaba su hijo.


La madre contó que conoció a Matilda, y que ya llevaban tiempo como enamorados, tenían discusiones pero siempre solucionaban sus diferencias.

Ya le estaba tomando cariño a ella, me sorprende, es como una pesadilla, no lo acepto”, decía la madre de Limberth.

“APARECÍA GOLPEADO”

Sus amigos recuerdan que a Limbo, así lo conocían, le gustaba mucho la música y aprendió a tocar batería antes de conformar su grupo que se llamaba Ni Olvido, Ni Perdón.

Lo que a sus amigos les parece extraño es que pese a que Limbo llevaba años enamorando con Matilda, nunca la llegaron a conocer personalmente, solo por los comentarios que él realizaba.

Nos decía que era conflictiva”, contó una de sus amigas.


Otra persona señaló que tampoco llegó a conocer a la novia de Limbo agregó que hubo ocasiones en las que aparecía con golpes; sin embargo, cuando se le preguntaba que había pasado evitaba profundizar sobre el tema.

Nos decía que era un accidente o cosas así”, contó.

Son muchas las preguntas sin resolver que tienen la mamá de Limbo y sus amigos, quienes lo acompañaron hasta su última morada este lunes, el mismo día en el que la justicia ordenó que Matilda, su novia que de una puñalada le quitó la vida, sea enviada a prisión durante seis meses, tiempo que tiene la Fiscalía para esclarecer las circunstancias en las que ocurrió el hecho de sangre. 

Comentarios