Tras la muerte de una mujer de 42 años y dos de sus hijas menores, los familiares, hijos y demás familia lloran un fatídico hecho en la ciudad de El Alto.

Se trata de doña Rosmery de 42 años, una mujer que murió por intoxicación con sus dos hijas a consecuencia de haber metido una parrilla a su cuarto. 

Los familiares y los vecinos la recuerdan como una mujer trabajadora y de mucha fortaleza para sacar adelante a sus hijos. 

“Se despidió con alegría, reímos como nunca, era una gran mujer, valiente e hizo todo por sacarnos adelante”, dijo su hijo mayor a Unitel. 

TAMBIEN PUEDE LEER: Metieron la parrilla a su cuarto por el frío y murieron intoxicadas

Por su parte, su esposo, Wilfredo Fuentes, quedó en shock tras enterarse que su compañera de vida, murió con sus dos hijas en su habitación. 

“Me llamaron y tuve que venir rápido, quede sorprendido, no sé qué es lo que paso con mi esposa”, dijo. 

Las vecinas y amigas también la recuerdan con mucha nostalgia y pena; dijeron que la mujer trabajó en la elaboración de empanadas para salir adelante con sus hijos.

“Era bien trabajadora, no podemos creer lo que pasó, la señora sabe venderse sus empanadas, todo lo hacía por sus hijos”, dijo una vecina.

Entre tanto, las dos niñas fallecidas de 8 y 11 años eran excelentes estudiantes de su curso, y sobre todo, fieles compañeras de su mamá.

Esta familia quedó desintegrada a consecuencia de una parrilla que fue introducida en la habitación donde se encontraban las víctimas. 


  ​


Comentarios